viernes, 24 de abril de 2009

Ven



Ven,
a encenderme la piel con tu saliva,
a retorcerme el amor en la cintura.
Lléname de olores los silencios
y mánchame de luz la boca fría.

Tu pie sobre el mío
compone un soneto de
amor en el invierno.

8 comentarios:

  1. ¡Madre!. Me ha encantado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hermoso Luz, tu poesía siempre logra conmoverme
    un besazo

    ResponderEliminar
  3. tu pie sobre el mío. Que ternura infinita...

    ResponderEliminar
  4. tierno, lascivo, genial, sugerente.
    "Menos es Mas"

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Esto es muy bueno, genial. Enhorabuena, Luz. No entiendo como me lo salté, me pregunto si no estaría en el blog de Ardilla. Lo dicho, magnífico, la última estrofa para enmarcar.

    Bikiños susurrados en ese silencio.

    ResponderEliminar
  6. Bueno Luz, a la vuelta te vas a encontrar con esta sorpresa, es un poema un poco "erótico" pero bueno, ya veo que venías con las pilas cargadas. jaja

    La foto está tomada de una muy buena película llamada HIERRO 3, creo que a ti te gustará,

    Un beso,
    Juanma

    ResponderEliminar
  7. Celia, muchísimas gracias, no esperaba que fuera a gustar.

    Any, qué bueno que te emocionen mis cosas.

    reinadesava, cuando quiero ser salvaje me sale tierno y cuando quiero ser tierna me sale salvaje
    ;)

    Alfredo, tengo una sonrisa de oreja a oreja para tí.

    Xosé Antón, jo, me lo voy a creer, jajjajaja. Sabes qué pasa, que soy un desastre y se me olvida apuntarme (además de que no sé cómo va eso)

    Juanmita, ¿cómo no lo voy a saber? es uno de mis favoritos. ¿Sabes que para esta peli se inspiro en una estatua que hay en el Centro Pompidou de París? el cartel de la peli es una réplica de la estatua, ya sabes cuál te digo, ésta:
    http://4.bp.blogspot.com/_rXtYFftv4so/SKRRCeAA9yI/AAAAAAAABXc/jWMMYMnKOew/s400/hierro3.jpg

    Ya he escrito el borrador del hombre del paraguas ¿y tu crucifijo?

    ResponderEliminar
  8. jjaa, ¡Qué bien puesta te veo, hija, no se te escapa ni una! jaja. Mi crucifijo lo tengo aparcado porque acabo casi de llegar a la casa y estoy tan cansado...

    Lo de la estatua no lo sabía, y el cartel, mejor dicho, la escena es superoriginal. ¿Sabes que terminé jugando a ser invisible?

    Besos para Sevilla,

    ResponderEliminar